Sean Hayes sale del armario y a nadie le sorprende.