Hay iconos que no pasan nunca de moda. Greta Garbo es un claro ejemplo de mujer independiente, misteriosa, inalcanzable y, al mismo tiempo, vulnerable y tímida.

Pocos personajes de su corta filmografía la describían como mujer sometida al varón o galán de turno. Era ella la que tomaba las riendas de la situación, algo muy moderno en los años 30. Me gusta especialmente en “La Reina Cristina de Suecia” y “Ninotchka”.

Greta Garbo ríe y no se moja – 20minutos.es.